Es justo y necesario

Es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar Señor Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno.

12/13/2002

Creer para entender

Un caso de lo se�alado en la entrada anterior fue para mi la ense�anza de la enc�clica Humanae Vitae, que prohibi� a los cat�licos emplear cualquier m�todo anticonceptivo (en general). Esta es una posici�n dif�cil de sostener en el tiempo actual, cuando el usar cond�n es visto casi como un acto de caridad. Al principio, sin entender mucho, decid� acoger esto como parte de la obediencia debida a Dios, esa misma que a�n sin entender mucho, nos hace ir a misa cada domingo. Y ah� fue cuando se produjo lentamente un peque�o milagro, porque comenc� a entender como la sexualidad humana es, para la Iglesia, un don de Dios, no algo sucio sino algo sagrado, no s�lo un aspecto recreativo de la vida, sino una de las cosas m�s maravillosas que puedes hacer. Es sorprendente como el mundo malentiende a los cat�licos. Dicen que los cat�licos ven el sexo como algo sucio, que no se toca, y por eso lo relegan a una parte m�nima de la vida. Sin embargo, yo he encontrado justamente lo contrario: el ser humano es lo m�s importante que hay en este mundo, y participar en la formaci�n de uno es de las cosas m�s importantes que alguien puede hacer. El sexo nos permite hacer precisamente eso, y si el sexo es tan importante, �con raz�n lo cuidamos y protegemos!