Es justo y necesario

Es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar Señor Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno.

1/13/2003

Cat�licos y liberales Sostengo que una persona no puede ser un liberal convencido y un cat�lico coherente a la vez, y para llegar a esta conclusi�n basta con conocer lo b�sico de la doctrina liberal. En efecto, el liberalismo funda todas sus convicciones en que el ser humano es esencialmente libre, y para fundar esa libertad declara su nidepndecia moral de todo referente. En otras palabras, el hombre s�lo se pertenece a s� mismo, y ante s� mismo debe responder. Es muy propia esta posici�n de los agnosticismos, que extienden su afirmaci�n de la ignorancia acerca de Dios, al hombre, y niegan que alguien pueda conocer al hombre y los medios para alcanzar su felicidad. Cualquier religi�n debe rechazar esta pretensi�n y reconocer que el ser humano responde ante Dios y a �l pertenece. M�s a�n, el catolicismo afirma conocer a Dios y el plan que �l se ha trazado al crear al hombre. Por lo mismo indicado, todo creyente de una confesi�n religioesa debe reconocer que su relaci�n con Dios es la m�s importante de todas las relaciones, y que se debe a ella antes que a cualquier otra. A esto el cristianismo, agrega que el ser humano no s�lo responde de sus actos ante Dios, sino tambi�n de sus actos ante sus hermanos, por el mal que hace o el bien que deja de hacer. De ah� que no s�lo no se puede ser doctrinariamente liberal y cristiano a la vez, sino que el pol�tico cristiano que se desarrolla en una corriente liberal debe cuidarse de caer en el indiferentismo ante los dem�s, tan propio de los liberalismos ateos (dar libertad, que cada cual haga lo que quiera).