Es justo y necesario

Es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar Señor Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno.

3/18/2003

La historia de Rodney

Soy un converso a la fe Cat�lica. Odi� a la Iglesia Cat�lica durante cerca de 13 a�os. Yo era un calvinista, un miembro fundador de una iglesia local del la Iglesia Presbiteriana Ortodoxa. Amaba el calvinismo y pose�a un biblioteca llena de Calvino, Lutero, Warfield, Hodge, Murray, Owen, Machen, etc. Conoc� la teolog�a de la reforma y cuanto odio produce hacia la Iglesia Cat�lica. Persegu� y debat� con cat�licos tambi�n, y los trataba como no cristianos. Mi �nico error fue querer aprender que cre�an los Padres de la Iglesia. Un cat�lico a quien no le hab�a ido bien en un debate conmigo, mencion� que yo deber�a leer a los Padres de la Iglesia para darme cuenta de cu�n cat�licos eran. Honestamente pens� que obtendr�a m�s �munici�n� para usar en mis batallas. Encontr� a Ignacio de Antioqu�a y Policarpo en mi primera visita a la Biblioteca de la universidad. Me abalanc� sobre ellos durante meses hasta que finalmente golpe� los libros sobre la mesa con mis pu�os, los arroj� desde el cuarto al tercer nivel de la biblioteca y llor�. Parec�a que estos grandes m�rtires de la fe eran cat�licos. Me hab�a tomado cerca de 8 meses de pasar por Clemente, Agust�n Atanasio, etc. para ver que la Iglesia Cat�lica era la iglesia primitiva. Sin embargo, volviendo a Ignacio y Policarpo. No pod�a sac�rmelos de mi mente. Durante los dos a�os siguientes, le� m�s y m�s sobre la fe cat�lica, y me convenc�a menos y menos que la fe reformada era correcta. Se me hizo evidente que no era m�s que una innovaci�n, que se arrojaba a doctrinas que no hab�an sido cre�das nunca antes. Cristo prometi� el Esp�ritu Santo a Su Iglesia y declar� que las puertas del infierno no prevalecer�an contra ella. Cre� que esa era una mentira y por 1500 a�os, la Iglesia hab�a estado sin verdad y las puertas del infierno hab�an prevalecido. Es muy humillante llegar a la conclusi�n de que has estado horriblemente equivocado, incluso al punto de no confiar en las palabras de nuestro precioso Se�or y Salvador. Finalmente se hizo evidente que no pod�a permanecer calvinista o permanecer en la OPC. Ten�a planes de asistir al Seminario Westminster, pero esos planes fueron desechados. Perd� amigos y fui informado que probablemente nunca fui cristiano. A medida que yo me hac�a menos, Cristo se hac�a m�s. Fui aceptado en la Iglesia Cat�lica esta Pascua de 2002. Nunca hab�a estado m�s feliz y deseo y ruego por alegr�a para todos. Fue tan honroso recibir el Cuerpo y la Sangre de nuestro Se�or. Nunca ser� lo mismo. Si deseas discutir la fe cat�lica, pro o contra, por favor env�ame un e-mail a hamugbo@prodigy.net. En Cristo Rodeny Beason