Es justo y necesario

Es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar Señor Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno.

12/20/2004

Por que contra los anticonceptivos

Muchas veces, al hablar del cond�n y los anticonceptivos se acusa a la Iglesia de estar "obsesionada" con los temas sexuales, de no dejar que la sexualidad "se viva libremente". Sin embargo, basta mirar a la historia para darse cuenta de que no estamos ante una obsesi�n cat�lica con el sexo, sino ante una obsesi�n de occidente con el sexo. Mientras la moral sexual se mantuvo dentro de lo normal (como hab�a sido desde hace miles de a�os en las culturas occidentales, isl�micas y orientales) a nadie le llam� la atenci�n la posici�n cat�lica. Cuando occidente cambi� y el sexo se convirti� en la droga de la felicidad, la Iglesia mantuvo su opini�n y comenz� a destacarse como un movimiento "contra cultural". De ah� nacen todas las acusaciones de "obsesi�n con el sexo". Respecto del cond�n, la actitud de sus defensores no deja duda de que est�n promoviendo el sexo antes que protegiendo a la vida (lo que es entendible, ya que para ellos, una vida sin sexo no vale la pena vivirse). Imagina una l�nea a�rea en que uno de cada 10 aviones se caiga matando a todos los pasajeros �recomendar�as esa l�nea por sobre otra que tenga un 100% de seguridad? lo m�s probable es que t� y yo estar�amos protestando contra el gobierno para que caducara el permiso de esos aviones, y pondr�amos a la segunda l�nea a�rea como modelo a seguir. Lo mismo ocurre con los condones: tienen un porcentaje de fallo que fluct�a entre el 20 y el 10 % con resultado de muerte por SIDA cada vez que fallan. Ante esta realidad, no queda m�s que apoyar un m�todo que es 100% efectivo: que ambas partes en la relaci�n tengan una sola pareja sexual en su vida. Se podr� discutir la eficacia del cond�n, pero considera esto: Una persona joven que tiene relaciones sexuales una o dos veces por semana, al a�o tendr� unas 100 relaciones. Si su pareja estable tiene SIDA y usan cond�n en cada una de esas relaciones, al cabo de un a�o esta persona se ha infectado de SIDA unas 10 � 20 veces. Incluso si la tasa de fallo es m�s baja, es altamente probable que a fin de a�o ambos tenga SIDA. Si consideras que las relaciones estables duran entre 5 y 10 a�os es evidente que el cond�n no soluciona nada, al final ambos van a tener SIDA y ambos van a morir. Ante esto, una Iglesia que quiere que ambos vivan, tiene que oponerse al famoso cond�