Es justo y necesario

Es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar Señor Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno.

5/11/2005

Bachelet y el efecto Al Gore

Hablando de los medios de comunicaci�n, Mark Shea se ha referido al "Efecto Al Gore" en los siguientes t�rminos:

En 1992, cuando Clinton escogi� a Gore como su compa�ero de lista yo no sab�a aboslutamente nada acerca de �l. Tampoco sab�an nada, ninguna de las personas con quienes yo trabajaba. Pero el Seattle Times sac� una editorial que b�sicamente dec�a "parece que Al Gore es un tipo bastante bueno", y hacia el final del almuerzo, gente que no sab�a nada de Al Gore, salvo por lo que esa editorial les hab�a dicho que pensaran, mientras masticaban sus sandwiches y tomaban cafe, todos apropiadamente musitaban "parece que Al Gore es un tipo bastante bueno".
El �xito de Bachelet en la carrera presidencial tiene bastante sorprendidos a los analistas, pero me parece que algo similar al efecto Al Gore ha ocurrido en Chile: b�sicamente, no se sab�a nada de ella hasta que Lagos la nombr� Ministro de Salud con inciertos resultados y luego de defensa. En ninguno de estos cargos fue especialmente exitosa. Luego los medios de comunicaci�n comenzaron a hablar de su cercan�a con la gente... y vamos subiendo en las encuestas. En definitiva, los medios le dijeron a la gente qu� deb�an pensar y Bachelet se beneficia del efecto Al Gore, es decir, la capacidad de las personas de repetir lo que dicen los medios de comunicaci�