Es justo y necesario

Es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar Señor Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno.

5/20/2005

Cruzada (Reino del Cielo)

La pel�cula Cruzada y el contexto actual de relaciones entre occidente y el Islam han vuelto a poner de relieve la relaci�n entre religi�n y guerra, y una actitud general ante las cruzadas, en el sentido de apuntar a las cruzadas como la m�xima expresi�n de la "guerra de religi�n" y el producto t�pico de la intolerancia de una Iglesia oscurantista. Al respecto cabe recordar que las cruzadas no fueron guerras de agresi�n hacia el Islam, sino guerras defensivas hacia una fuerza agresora que conquist� por la fuerza territorios que hab�an sido ganados para el cristianismo mediante la conversi�n. Para esto utiliz� guerreros que enarbolaban en la punta de sus lanzas hojas del Cor�n. Con esta actitud los musulmanes arrasaron con el cristianismo en el norte de �frica (donde naci�n San Agust�n y algunos Papas), el As�a Menor (donde estaban las primeras comunidades cristianas) y s�lo se detuvo al llegar a Espa�a. As� las cruzadas se llamaron producto de la desesperaci�n del imperio cristiano de Bizancio ante la arremetida del Islam, convocando al resto de la europa cristiana. Como empresa b�lica, las cruzadas fueron tan sangrientas como cualquier otra guerra y todas salvo la primera terminaron en sonados fracasos, pero eso no es excusa para cambiar la realidad hist�rica: el Islam se expand�a por la fuerza hacia Europa y las cruzadas fueron un intento de detener esa expansi�n, es decir, una guerra de defensa.