Es justo y necesario

Es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar Señor Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno.

6/09/2005

Matrimonio Homosexual: otro punto

El derecho siempre regula relaciones entre las personas, estableciendo derechos y obligaciones entre ellas. A su vez, las instituciones del derecho, m�s all� de las normas en particular que las regulan, siempre deben procurar la protecci�n del m�s d�bil en una relaci�n, de manera de restablecer la igualdad que se rompe por factores naturales o sociales. Una instituci�n jur�dica que no cumple con el principio de proteger al m�s d�bil resulta irracional e injusta. As�, el derecho internacional debe procurar proteger a los Estados m�s d�biles de las potencias y una norma que consagrara el abuso de poder por parte de un Estado debe ser rechazada por irracional. El derecho del trabajo busca proteger al trabajador frente al empleador, el derecho comercial buca proteger al contratante que cumple sus obligaciones contra el que no las cumple y el derecho penal busca proteger a las v�ctimas de la acci�n de los delincuentes. El derecho de familia, que es donde se pretende introducir la modificaci�n sobre matrimonio homosexual, busca proteger a los m�s d�biles en las relaciones de familia, que hasta hace poco eran la mujer y los hijos. Digo hasta hace poco, porque la debilidad de la mujer proven�a de las limitaciones que impone la maternidad, cosa que actualmente gracias a los anticonceptivos puede demorarse o suprimirse definitivamente. Sin embargo subsiste la relativa debilidad de los hijos, con lo que subsiste la necesidad de que esta instituci�n sea reconocida por el derecho. Trat�ndose del llamado "matrimonio homosexual" no existe ning�n elemento que haga necesaria la protecci�n de la parte m�s d�bil en la relaci�n, ya que ambos involucrados se encuentran en un pie de igualdad (ambos pueden trabajar y sostenerse a s� mismos) y, trat�ndose de una relaci�n esteril, tampoco nacer�n hijos que deban ser protegidos. Con esto, la regulaci�n o reconocimiento de un "matrimonio homosexual" carece del fundamento jur�dico de que goza la uni�n matrimonial entre un hombre y una mujer. Podr� se�alarse que la pareja homosexual se encuentra en situaci�n de desmedro frente a las parejas heterosexuales ya que estas al contraer matrimonio gozan de ciertos beneficios a los que no pueden acceder las parejas homosexuales. Al respecto, respondo que se deber� considerar en cada caso si el beneficio cuya obtenci�n se reclama tiene por fundamento la protecci�n de los hijos que en el caso de los matrimonios heterosexuales, son los m�s d�biles en la relaci�n. As�, si se reclaman beneficios tributarios es evidente que el Estado desea que los matrimonios cuenten con recursos que los casados destinan a la mantenci�n de los hijos, y dicho beneficio nunca deber� extenderse a una pareja homosexual. Por otro lado, si se trata de permitir el ingreso a ver a un ser querido enfermo, no se trata en este caso de un beneficio jur�dico y por lo tanto puede extenderse a las parejas homosexuales, pero para eso basta con un cambio en las pol�ticas de los hospitales y no es necesario regular el matrimonio.