Es justo y necesario

Es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar Señor Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno.

8/29/2005

El Se�or de los Anillos

Como buen fan�tico de los juegos de rol, tambi�n soy un gran admirador de la obra de Tolkien. Debo reconocer eso s� que (�oh herej�a!) no he le�do completa la trilog�a, aunque vi las excelentes producciones de Peter Jackson. Tolkien dec�a que le molestaba mucho el que se intentara buscar en su obra elementos de analog�a, e incluso que despreciaba esa forma de literatura. Me parece que eso es un poco exagerado de parte del buen profesor, toda vez que las par�bolas de NSJC son en gran parte una forma de analog�a. Su opini�n, sin embargo no ha impedido que se busquen (y encuentren) en sus creaciones im�genes del cristianismo. A continuaci�n, algunos aspectos que he observado y me parece que son originales. Advertencia: a continuaci�n se mencionan puntos sobre el desarrollo y desenlace de la obra.

En El Se�or de los Anillos, se dice que hay tres personajes que tienen caracter�sticas de Cristo: Gandalf, por su muerte, resurrecci�n y transfiguraci�n al inicio del segundo libro; Aragorn por su caracter de rey humano y "prometido"; y Frodo, por su "via crucis" hasta la sima del destino. Por otro lado, es un punto comunmente aceptado que Frodo, y los hobbits en general, representan al hombre com�n, por su estilo de vida simple y alejado de las obras her�icas. La lectura de este domingo conten�a este p�rrafo (Mt 16:24):

Entonces dijo Jes�s a sus disc�pulos: �Si alguno quiere venir en pos de m�,ni�guese a s� mismo, tome su cruz y s�game.

Aqu� tenemos que no es s�lo NSJC quien debe hacer el camino del cruz, sino que cada uno de nosotros debe tomar su cruz y seguirle. Este dato, puesto en conjunto con la imagen de Frodo, nos muestra que en la obra de Tolkien, Frodo no representa un aspecto de Cristo, sino al hombre cristiano com�n. Lo que Frodo nos muestra es que las virtudes cristianas pueden parecer similares a las virtudes paganas, hasta que la Providencia nos pone "en curso de colisi�n" con la historia. Entonces es donde las virtudes cristianas deben hacernos ir m�s all� de las fuerzas meramente humanas.

Otro aspecto que descarta claramente a Frodo como un aspecto de Cristo es el desenlance final, donde Frodo sucumbe a la tentaci�n y se niega a destruir el anillo. Evidentemente, para un cat�lico como Tolkien era impensable que el Cristo pudiera fallar justo ante la culminaci�n de su obra. Sin embargo en ese trance resurge la Providencia divina para dar el �ltimo paso que la sola naturaleza no podr�a dar.

Finalmente el ep�logo nos muestra a Frodo que se prepara para a entrar en un reino trascendente, pero cumple con el mandato de Mt 18:8:

�Si, pues, tu mano o tu pie te es ocasi�n de pecado, c�rtatelo y arr�jalo de ti; m�s te vale entrar en la Vida manco o cojo que, con las dos manos o los dos pies, ser arrojado en el fuego eterno.
Para Frodo su dedo hab�a sido ocasi� de caida, y antes de viajar a las tierras eternas de los elfos, deb�a sufrir la purificaci�n. Evidentemente no corresponde a una "imagen de Cristo" el tener ocasi�n de pecado, pero s� al cristiano com�n, que para entrar en la Vida debe desprenderse de lo que le hizo caer.

2 Comments:

Blogger Lilian said...

Le� s�lo el primer libro, me atrap� en seguida, entreten�disimo. Vi la saga completa y la que m�s me gusto fue la tercera, especialmente Smeagol/ gollum, esa lucha que libraba entre el bien y el mal.
Nunca hab�a pensado en esos t�rminos la obra de Tolkien. Interesante, una mirada nueva :)

9/04/2005 07:22:00 p. m.  
Blogger Patoace said...

A m� el tema me interesa mucho, sobre todo la relaci�n entre los grandes autores de litertura fant�stica (Tolkien, C.S. Lewis) y el cristianismo.

9/05/2005 09:29:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home