Es justo y necesario

Es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar Señor Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno.

9/09/2005

Cc4: El infierno y la libertad

�Como puedes decir que Dios nos hizo libres -pregunta el esc�ptico- si cuando elegimos libremente nos dicen que Dios nos enviar� al infierno por tomar una decisi�n que no le guste? eso me parece como un dios que te amenaza si no haces lo que �l quiere.

Para responder a esto debemos entender que una elecci�n sin consecuencias no es una elecci�n libre, por el contrario, es la negaci�n misma de la libertad. Por ejemplo, si alguien quiere ir a la playa y puede elegir entre de dos caminos de igual longitud y caracter�sticas, en realidad esa persona no es libre, porque su supuesta opci�n es banal: da lo mismo por donde vaya el resultado ser� siempre el mismo. En cambio, si un camino es una autopista super veloz, y el otro un tranquilo camino rural, la elecci�n tiene m�ltiples consecuencias: si quiere llegar pronto tomar� la autopista y si quiere conocer los alrededores y tal vez comer al aire libre, optar� por el camino rural.

Con Dios pasa lo mismo: si todos fueran al cielo, sin importar lo que eligieran en la vida, estar�amos ante una elecci�n aparente, irrelevante, sin ninguna consecuencia. Un ser que quisiera ser libre se rebelar�a contra esa situaci�n. Para poder decir que ejercemos nuestra libertad , debemos ser capaces de elegir entre cosas diferentes, y trat�ndose de nuestro destino eterno, debemos elegir entre estar con Dios, que es el cielo, y no estar con Dios, que es el infierno. Por eso, la existencia del infierno es requisito y garant�a de nuestra libertad.

3 Comments:

Blogger Carlos Bartolomé Santos said...

Gracias por la reflexi�n, me gusto la sencillez con la que lo tratas.

Dios te bendiga.

9/10/2005 06:06:00 p. m.  
Blogger Messerti said...

Respeto tu opini�n, pero lamentablemente no la comparto. Porque todos no podemos ir al cielo?, si tal libertad existiese porque hemos de condenarnos durante una eternidad por actos efectuados, comparativamente hablando, durante un tiempo tan peque�o?
Lamentablemente es complicado creer un ser todopoderoso y misericordioso que deja a sus hijos errantes en un mundo creado por el mismo, extremadamente complicado y luego los condena por sus errores.
Visto de esa manera, la vida, como medio de condenaci�n o salvaci�n dentro de la inmensidad de la eternidad, se torna en una parodia que solo puede responder a una mala broma que nos juega dios.
Saludos

1/05/2006 02:08:00 a. m.  
Blogger Patoace said...

Bienvenido a mi blog Messerti, gracias por tu comentario.
Te reitero el concepto: para ser libres, nuestras opciones deben tener consecuencias, de lo contrario la libertad es s�lo una ilusi�n.
El tiempo no es un tema aqu�, porque la eternidad no es un tiempo muy largo que podamos comparar con el tiempo corto de vida; la eternidad est� fuera del tiempo.
Dios no condena a sus hijos por sus errores, sus hijos deciden separarse de Dios, a trav�s no de errores, sino de elecciones concientes. Dios no nos deja errantes, a cada uno nos da la gracia suficiente para salvarnos y de nuestra voluntad para recibir esa gracia (sea mucha o poca) depende nuestra salvaci�n. En definitiva, seremos juzgados no por decir "se�or, se�or" sino por el amor.

1/05/2006 09:39:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home