Es justo y necesario

Es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar Señor Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno.

9/01/2005

Pacifismo

A diferencia de "tolerancia", pacifismo no es una mala palabra... todav�a. Sin embargo, la cobertura que los medios de comunicaci�n masiva han entregado a las �ltimas guerras (especialmente las emprendidas por los Estados Unidos de Am�rica) han ido implatando la idea de que toda guerra es evitable y que la paz exige que nunca una naci�n vaya a la guerra. Esta forma de pacifismo encuentra en la figura de Ghandi, y su victoria sobre el protectorado Ingl�s, su referente m�s importante. La verdad, no conozco mucho de acerca de Ghandi, pero creo que quienes lo toman para denostar de "la guerra" (as�, en general) tampoco. Lo que s� me queda claro es que resulta tremendamente f�cil encontrar situaciones en que una naci�n debe combatir una guerra. Por ejemplo, �le habr�a servido de algo la resistencia pac�fica a los habitantes de Kuwait en 1991? la guerra defensiva es un caso claro en donde es deber de los gobernantes enviar tropas a matar soldados invasores de la forma m�s eficiente posible.

Ok, esa es una preguna f�cil, casi todo el mundo reconoce que uno tiene derecho a defenderse de una agresi�n. Sin embargo, la siguiente pregunta obvia no lo es tanto �se justifica en alg�n caso la guerra ofensiva? me parece que la respuesta es nuevamente positiva. Considero, por ejemplo, que la Segunda Guerra Mundial era una guerra que deb�a pelearse. Alemania se encontraba en una situaci�n de evidente beligerancia en el contexto europeo, justificada tal vez por los abusivos t�rminos de su derrota en la Primera Guerra Mundial, y puesto que invadi� Polonia podr�a considerarse que estamos ante una guerra defensiva. Sin embargo la persecusi�n que sufr�a el pueblo jud�o de parte del r�gimen nacional socialista a�n antes de la guerra es una situaci�n que en mi opini�n, por s� sola, justificar�a el desarrollar planes para una guerra ofensiva, para el caso que, agotadas las instancias internacionales, el gobierno de la �poca hubiera persistido en sus pol�ticas genocidas. Desarrollar planes implica, por supuesto, estar dispuesto a ejecutarlos en un momento dado. Cabe recordar aqu� que las naciones vencedoras de la guerra no entraron al conflicto en defensa de los derechos humanos y los jud�os, sino que lo hicieron justificados por una agresi�n previa de Alemania, as� que al menos formalmente la Segunda Guerra Mundial fue una guerra defensiva. Para que la decisi�n de iniciar una guerra ofensiva sea moralmente aceptable existen una serie de consideraciones que en la ense�anza cat�lica se conocen como "teor�a de la guerra justa", pero el punto es que, cumplidos esos requistos, una naci�n tiene el derecho y a veces el deber de enviar tropas a matar soldados de otra naci�n.

El pacifismo en boga, en cambio, parece exigir que nunca se utilicen medios violentos o la amenaza de la fuerza contra una naci�n extranjera, y en cambio nos propone un camino de eternas declaraciones de condena, marchas por la paz, conciertos por la paz y recopilaciones de canciones por la paz. Lamentablemente la realidad del ser humano nos impone la guerra como un hecho con el que tendremos que convivir en todo tiempo.