Es justo y necesario

Es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar Señor Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno.

10/02/2005

5 panes y 2 pescados

Los gringos tienen un problema mucho m�s serio con la disidencia cat�lica que lo que podr�a imaginar cualquier cat�lico en Chile. A pesar de que soy un �vido lector de la blog�sfera gringa, trato de no traspasar los problemas que tienen all� a mi blog, que entiendo es le�do principalmente por chilenos. En este caso, sin embargo, me pareci� relevante esta reflexi�n sobre el milagro de la multiplicaci�n de los peces, porque escuch� esta "interpretaci�n" una vez en una misa de Santiago.

Esta explicaci�n da a entender que aqu� no hubo un milagro en el sentido estricto de la palabra (intervenci�n divina directa) sino que el milagro fue que las palabras de NSJC fueron tan poderosas que hicieron que los que ten�an m�s provisiones las compartieran con los que ten�an menos, permitiendo as� que se alimentara mucha m�s gente de la que lo habr�a hecho normalmente (tambi�n se cuestiona que hayan habido 5000 personas ese d�a).

Ante esto, Mark Shea:

Recuerdo haber o�do el comentario de un cat�lico palestino sobre esta interpretaci�n, en el sentido de que era un insulto, que dec�a m�s acerca de la c�moda avaricia de los te�logos occidentales de clase altaque de la cultura de oriente medio. "Si un hu�sped llegara a nuestra puerta con necesidad de comida, yo y mi familia sufrir�amos de hambre antes que el invitado." En la cultura del oriente cercano, hay pocas verg�enzas m�s grandes que la negativa a dar hospitalidad. Hay que abandonar esta est�pida ex�gesis del "verdadero significado [TM]" y volver al real significado del relato: un milagro de creaci�n ex nihilo, prefigurando la eucarist�a.