Es justo y necesario

Es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar Señor Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno.

10/20/2005

Delincuencia y pobreza

El debate del d�a de ayer, y la campa�a electoral del presente a�o en Chile se ha concentrado en el tema de la delincuencia y la pobreza, y consultados los candidatos sobre las causas de la delincuencia, al menos dos dijeron que era "la pobreza" o "la falta de oportunidades". No podr�a estar m�s en desacuerdo con esto, y considerando la opci�n preferencial por los pobres que tiene la Iglesia, me parece terrible vincular pobreza con delincuencia. Es cierto que la mayor�a de los delincuentes son pobres (dig�moslo sin remilgos) �pero eso no es causa de que sean delincuentes! tambi�n podemos decir que la mayor�a de los delincuentes son menores de 30 a�os, pero eso no significa que la causa de la delincuencia sea la juventud. Por mi l�nea de trabajo me relaciono todos los d�as con delincuentes, y como dije, la mayor�a de ellos son pobres. Sin embargo, junto a ellos hay muchas personas, madres, esposas, hermanos y hermanas que los visitan en la c�rcel y sufren por ellos. Estas personas han vivido en la misma pobreza y la misma falta de oportunidades que los delincuentes, y sin embargo no han cometido los mismos delitos. Decir que la pobreza es causa de la delincuencia es una enorme falta de respeto a todas aquellas personas que se levantan d�a a d�a, a recorrer media ciudad, para trabajar por un sueldo menos que digno y sin embargo nunca se han manchado las manos con el delito o la droga, y son la gran mayor�a de los pobres. Hace algunos d�as el Hogar de Cristo hizo un recuento de las personas que han tenido menos oportunidades en la vida: aquellos que viven en situaci�n de calle, y al conocerlos nos pudimos dar cuenta que a pesar de la vida que llevan, profundamente privada de muchas cosas, y sin embargo, en su gran mayor�a no son personas que hayan cometido delitos. Yo no conozco las causas de la delincuencia, pero rogar�a a los candidatos que se esforzaran un poco m�s y no dieran la respuesta f�cil: "pobreza y falta de oportunidades". Como cristiano, creo que un ni�o pobre puede salvar a toda la humanidad, y si Chile es todav�a un pa�s el que vale la pena trabajar, es porque hay mucha dignidad en nuestra pobreza.