Es justo y necesario

Es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar Señor Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno.

10/14/2005

La Tercera sobre nueva ley de clonaci�

La tercera publica hoy dos art�culos sobre la nueva ley chilena de clonaci�n. Aparentemente la ley tambi�n proh�be la investigaci�n con c�lulas madres fetales, pero permite la investigaci�n con c�lulas madres troncales. Veremos qu� tal est� cuando la ley se publique, pero as� como la Iglesia publica cartas cuando pasa algo malo, no estar�a dem�s que emitiera una nota felicitando al congreso por esta nueva ley, en un tema que genera pol�mica mundial.

Ley que proh�be clonaci�n en Chile sigue l�nea mundial Editorial:La ley que proh�be la clonaci�n en Chile

Art�culos guardados La ley que proh�be la clonaci�n en Chile En este tema, Chile encara el desaf�o �tico: defender un concepto de la vida que excluye la manipulaci�n gen�tica, sin cerrar la puerta a la investigaci�n cient�fica y sus avances. Fecha edici�n: 14-10-2005 En 1997, cuando el mundo supo por primera vez de la existencia de la oveja Dolly, el primer mam�fero clonado a partir del material gen�tico de un adulto de su especie, el debate sobre la posibilidad de clonar seres humanos cobr� una nueva urgencia y pas� de ser un tema rayano en la ciencia ficci�n a uno que demandaba ser tratado desde el �mbito de las pol�ticas p�blicas. En efecto, la ciencia ya posee los medios de crear un ser humano gen�ticamente id�ntico a otro a partir de una sola c�lula: las implicancias �ticas respecto del uso de ese conocimiento tienen que ver con la concepci�n misma de la vida y obligan a debatir sobre los alcances de la ciencia. Por eso, que el Congreso haya aprobado el proyecto de ley que proh�be la clonaci�n es una se�al positiva. La legislaci�n se hace cargo as� en etapa relativamente temprana de un tema que, quiz�s en el corto plazo, se manifieste en situaciones concretas a medida que se perfeccionen las t�cnicas de laboratorio y, previsiblemente, disminuyan los costos asociados. En ello se conjugar�n distintas fuerzas -entre ellas, las del mercado-, pero al fijar l�mites legales a la clonaci�n Chile se da un marco para encauzar cualquier debate al respecto (sin perjuicio de que en el futuro se discutan otras propuestas legislativas al respecto). As�, la ley aprobada el martes por la C�mara de Diputados proh�be tanto la clonaci�n reproductiva como la terap�utica. Si bien en su origen el proceso es el mismo -se extrae el n�cleo de un �vulo y se inyecta el ADN de una c�lula en su lugar- su objetivo final es distinto. En la primera se implanta el �vulo en el �tero y se desarrolla entonces un embri�n que ser� el gemelo de la persona cuyo ADN se utiliz�. En la clonaci�n terap�utica se detiene tempranamente la divisi�n del �vulo y se cultivan esas c�lulas para generar tejidos de todo tipo (piel, �rganos, neuronas, etc.). Esta �ltima, sin embargo, es s�lo un estadio anterior de la primera, por lo que su uso para fines reproductivos es dif�cil de controlar una vez que el ADN ha sido inyectado en el �vulo. De hecho, el a�o pasado el gobierno expuso ante la ONU su rechazo a ambos tipos de clonaci�n: "La pretendida diferenciaci�n entre clonaci�n con fines reproductivos y terap�uticas resulta artificiosa, pues la segunda no es m�s que una desviaci�n del curso posible de la primera". La ley reci�n aprobada recoge esa interpretaci�n. Adem�s, y esta es otra faceta que presenta importantes desaf�os �ticos, se garantiza la confidencialidad de la informaci�n gen�tica, para evitar la discriminaci�n en base al perfil hereditario de las personas y proh�be las pr�cticas eugen�sicas (el intento de "perfeccionar" el embri�n humano manipulando sus genes). Paralelamente, sin embargo, la ley permite la investigaci�n con fines terap�uticos de c�lulas embrionarias obtenidas del tejido del cord�n umbilical o de la placenta. Estas tambi�n pueden usarse para cultivar distintos tipos de tejido, pero al no provenir de una clonaci�n, y obtenerse de fuentes ya disponibles, no representan -a juicio del legislador- el mismo dilema �tico. No se cierra, por lo tanto, una avenida al progreso cient�fico, sino que se regula la forma de circular por ella. Los enormes avances m�dicos que promete el uso de c�lulas embrionarias no clonadas no son bloqueados por esta ley. Otros pa�ses han elegido una v�a distinta. En Gran Breta�a, por ejemplo, est� permitida la clonaci�n terap�utica, ya que el acento se puso en el prop�sito del mecanismo, no en su operatividad: lo que no se acepta es la clonaci�n para asistir la fertilidad, pero s� cuando el fin es una terapia (cultivar tejido de piel, por ejemplo, para hacer un implante cut�neo a una v�ctima de quemaduras). Esta norma, como todas, podr� evolucionar en el tiempo e irse adecuando a las realidades de otros momentos hist�ricos (ojal�, dadas las implicancias del debate, con una mayor participaci�n ciudadana). Lo importante es que Chile se hace cargo de un desaf�o que plantea la ciencia tomando una postura inequ�voca: la defensa de una definici�n de la vida que excluye la manipulaci�n gen�tica, sin cerrar la puerta a la investigaci�n cient�fica y sus avances. Ley que proh�be clonaci�n en Chile sigue l�nea mundial S�lo en el Reino Unido se puede, hasta ahora, usar c�lulas embrionarias obtenidas de huevos descartados por las cl�nicas de fertilizaci�n. As� como en Chile, en EEUU, Francia, Australia, Canad�, Alemania, Noruega e Italia se ha prohibido ambas formas de clonaci�n. Sebasti�n Urbina y Noem� Miranda Fecha edici�n: 14-10-2005 La ley protege la informaci�n gen�tica de una persona, la que no puede ser hecha p�blica ni utilizada con fines desconocidos por parte del sujeto. Ni clonar para generar seres humanos, ni para usar las c�lulas embrionarias que surgen en las primeras etapas de divisi�n celular. Esto indica la ley que se aprob� en el Congreso sobre esta materia y que, adem�s, legisla sobre el manejo de la informaci�n gen�tica de los seres humanos, las investigaciones hechas con personas y la eugenesia o selecci�n biol�gica usando como referencia el ADN. Seg�n lo explicado a La Tercera por el doctor Roberto Mancini, asesor en Bio�tica para la Organizaci�n Panamericana de la Salud (OPS), esta ley es un testimonio de la voluntad de Chile de refrendar la postura de la Organizaci�n de las Naciones Unidas que aboga por la protecci�n del genoma y prohibir de la clonaci�n humana. As�, el pa�s se suma a la tendencia mundial que apunta a prohibir la clonaci�n reproductiva -es decir, la que buscar�a potencialmente crear un ser humano- y tambi�n la terap�utica, es decir, la que usa el mismo proceso, pero lo detiene en los primeros d�as de desarrollo del embri�n para cosechar sus c�lulas. Con ellas, conocidas como c�lulas troncales embrionarias, se podr�a crear otras nuevas y sanas, y reemplazar las da�adas: neuronas, en el caso del Alzheimer o Parkinson; pancre�ticas, en diabetes; o nerviosas de la m�dula espinal, para reparar las conexiones da�adas en pacientes parapl�jicos. Alternativas barajadas El doctor Jorge Allende, experto en gen�tica, Premio Nacional de Ciencias y profesor titular de la Facultad de Medicina de la U. de Chile, opina que le parece apropiada la ley: "Creo que hay un problema �tico en el uso de embriones y estoy esperanzado con los resultados que se est�n obteniendo con c�lulas troncales de adultos. Se ha visto que muchas de ellas tienen la capacidad de diferenciarse en distintos tejidos, lo que ser�a una manera �tica de trabajar". En este sentido el doctor Mancini explica que la ley s� permite obtener c�lulas embrionarias del cord�n umbilical y cultivarlas para generar, a partir de ellas, el tipo de tejido que se requiera con fines terap�uticos. Coincide con su opini�n el doctor Alberto Costoya, jefe de la Unidad de Medicina Reproductiva de la Cl�nica Las Nieves: "Incluso hay un documento del Vaticano en donde consideran que las c�lulas madre obtenidas del cord�n umbilical est�n en la categor�a de adultas, por lo que no ve problemas en trabajar con ellas". Consejos gen�ticos Seg�n el Comit� de Bio�tica Estadounidense que asesora al presidente George W. Bush, EE.UU., Australia, Canad�, Francia, Alemania, Italia y Noruega tienen tambi�n legislaciones que limitan ambos tipos de clonaci�n. El Reino Unido, en tanto, es la �nica naci�n que legalmente ha permitido la clonaci�n terap�utica -usando embriones descartados por las cl�nicas de fertilizaci�n asistida-, y el diagn�stico gen�tico preimplantacional. Esta �ltima herramienta es usada para seleccionar los embriones que no portan la carga gen�tica de ciertas enfermedades hereditarias, pero tambi�n es usada para elegir el sexo del hijo. Al respecto, el diputado Guido Girardi explica que "la nueva legislaci�n aprueba el consejo gen�tico, es decir, que las parejas con una fuerte carga hereditaria pueden analizar cu�les son las posibilidades de que sus hijos manifiesten una condici�n, pero la decisi�n de final es totalmente voluntaria".