Es justo y necesario

Es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar Señor Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno.

11/30/2005

Comisiones

Los cuerpos colegiados en las organizacione (tambi�n llamados "comisiones") son una gran forma de acoger las opiniones que puede haber en un grupo humano diverso, pero es una forma muy mala de tomar decisones. Por eso agradezco a NSJC que haya dado a su Iglesia un Papa a la cabeza.

Cuando un tema entra en una comisi�n donde hay diversas opiniones al respecto, todo se vuelve opinable, las personas que la forman se conocen y comienzan a hacer concesiones basados en la forma como sus opiniones son percibidas por los dem�s. As�, poco a poco se va diluyendo el objetivo de llegar a la mejor soluci�n y es reemplazado por arribar a la soluci�n en que todos est�n de acuerdo. Por lo mismo, una persona con una agenda fuerte y una personalidad interesante puede controlar f�cilmente una comisi�n, haciendo concesiones aparentemente relevantes y avanzando los puntos que otros est�n dispuestos a aceptar a cambio de una soluci�n r�pida. De igual forma, la responsabilidad por las decisiones se diluye entre los que forman una comisi�n: no es lo mismo tener en tus manos la vida o muerte de una persona, que concurrir con un voto favorable cuando 10 de los 12 ya han dado el suyo. Un caso emblem�tico de esto es la famosa comisi�n formada por Pablo VI para abordar el tema de los anticonceptivos. Seg�n se supo en la �poca (aunque hay otras versiones), la comisi�n emiti� una decisi�n que hac�a muchas advertencias, pero en definitiva apoyaba el cambio de la ense�anza cat�lica al respecto. En tal caso �Qui�n es el responsable de un paso tan importante? la comisi�n �qui�n de la comisi�n? todos a una, es decir, nadie se hace responsable. Pablo VI recibi� el documento y me imagino que habr� estado en la duda de aprobarlo en la forma en que se le hab�a entregado, pero es muy diferente formar parte de la comisi�n que hizo el cambio, a que la historia y Dios te pida cuenta personalmente por cambiar radicalmente la doctrina. Gracias al Esp�ritu Santo, Pablo VI emiti� la famosa enc�clica Humanae Vitae que rechaz� las conclusiones de la comisi�n, y la historia ha demostrado cuanta raz�n ten�a.

Tampoco se trata de ser intransigente y no dialogar con nadie, est� bien que se formen comisiones para oir, pero no debemos olvidar que en temas de fe y moral la Iglesia no es una democracia, y a quien debe oir no es a las comisiones sino a Dios.