Es justo y necesario

Es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar Señor Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno.

11/28/2005

La agenda de La Tercera

La ley que prohibe la clonaci�n vuelve por sus fueros. Ayer domingo en La Tercera se hizo p�blico el conflicto que tuvo el Ministro de Salud con el presidente a prop�sito de la aplicaci�n de un veto a la norma que proteg�a a los seres humanos desde su concepci�n. Hoy, el mismo peri�dico publica las reacciones de los candidatos a ese veto presidencial. La agenda a que me refiero se nota en el titular del peri�dico: ayer era la ley que prohib�a la clonaci�n humana (t�cnica que los liberales chilenos est�n de acuerdo en prohibir), hoy, cuando es necesario permitir la destrucci�n de seres humanos en gestaci�n es "Ley de investgaci�n cient�fica". Afortunadamente la red tiene memoria. Me llama la atenci�n lo "querido" que debe ser este tema para el gobierno actual, tanto como para amenazar con sacar al Ministro de Salud en plena �poca electoral. Los asuntos "val�ricos" han sido un aspecto donde la candidata del gobierno tiene diferencias graves con las bases dem�crata cristianas que deber�an apoyarla, y sacar este tema aleja a estos votos y los entrega en bandeja al candidato Pi�era. Al parecer la destrucci�n de seres humanos es m�s importante incluso que conservar el poder. Impresionante. Art�culos guardados. Proyecto de ley sobre "estudios en el ser humano, su genoma, y que proh�be la clonaci�n humana" Candidatos discrepan ante veto a ley de investigaci�n cient�fica Lav�n dijo estar "preocupado" por la modificaci�n presentada por el gobierno. Pi�era afirm� que la vida comienza desde el momento de la concepci�n. Hirsch se�al� que era partidario de que no se les pusieran restricciones a los cient�ficos. Fecha edici�n: 28-11-2005 Enviar a un amigo Foro ver ranking de art�culo Imprimir Lavin, Pi�era e hirsch se refirieron al impasse suscitado en el gobierno por el proyecto de ley sobre investigaci�n en el ser humano, su genoma, y que proh�be la clonaci�n humana". Michelle Bachelet se excus� de hablar del tema, pues indic� que no lo conoc�a. Dispares reacciones entre los candidatos presidenciales despert� el veto del gobierno al proyecto de ley sobre "la investigaci�n en el ser humano, su genoma, y que proh�be la clonaci�n humana". El debate se abri� a prop�sito de la modificaci�n que present� La Moneda el viernes 18, justo cuando venc�a el plazo, a la iniciativa aprobada por el Congreso el 18 de octubre y que dio inicio a un intenso debate val�rico entre los parlamentarios, especialmente en lo que se refiere a la determinaci�n del inicio de la vida. El veto del Ejecutivo fue motivado por el art�culo 1� del proyecto, que determina la protecci�n de la vida desde el momento de la concepci�n. Seg�n el gobierno, esto abrir�a la posibilidad de limitar e, incluso, dejar en la ilegalidad m�todos -como la fertilizaci�n asistida de parejas- que suponen la manipulaci�n, da�o e incluso destrucci�n de embriones humanos. El candidato presidencial de la UDI, Joaqu�n Lav�n, indic� que el ministro de Salud, Pedro Garc�a, no deber�a haber firmado el veto si ten�a reparos �ticos: "Si uno tiene ciertos valores no los puede transar aunque sea ministro. Me preocupa esto, ya que est�n bien la investigaci�n y el avance de la ciencia, pero hay que tener cuidado ya que siempre hay que resguardar el derecho a la vida y no a la manipulaci�n gen�tica". En la misma l�nea el senador de su partido Juan Antonio Coloma record� que "este veto es una se�al peligrosa y perniciosa para el pa�s". El candidato de RN, Sebasti�n Pi�era, quien resalt� que hab�a presentado un proyecto para regular la fertilizaci�n asistida que implican "t�cnicas que respetan la dignidad de la vida", afirm� que "la vida comienza desde el momento de la concepci�n y el embri�n merece todo el respeto propio de una nueva vida". Agreg� que "no soy partidario de la manipulaci�n gen�tica". En tanto, la candidata de la Concertaci�n, Michelle Bachelet, al ser consultada por el veto del gobierno opt� por la cautela: "La verdad es que no tengo informaci�n sobre eso. Yo nunca hablo de las cosas que desconozco, porque podr�a equivocarme, prefiero ser seria y responsable". A su turno, el abanderado del pacto Juntos Podemos M�s, Tom�s Hirsch, critic� que el debate s�lo se diera entre "un grupo de parlamentarios", pues ameritaba una discusi�n amplia en la sociedad. "Nosotros somos partidarios de no poner ninguna restricci�n a la investigaci�n y a la ciencia", afirm�. El ministro de Salud no quiso referirse al tema. S� lo hizo su camarada, el ministro Ignacio Walker, quien respald� la decisi�n de Lagos, precisando que el "�nico sentido del veto es que no haya un impedimento para la fertilizaci�n asistida, m�todo por el cual actualmente han nacido cuatro mil personas en Chile". Las consecuencias del veto generaron un impasse entre el Presidente Lagos y el ministro Garc�a, pues �ste �ltimo se negaba a firmar la modificaci�n. Consultado al respecto, el vocero de gobierno, Osvaldo Puccio, rest� ayer importancia a este tema y dijo desconocer las diferencias del ministro de Salud con Lagos. "Seg�n me dijo el Presidente, ah� hay una equivocaci�n b�sica, porque cuando �l habl� en off the record, los off no se publican, pero aqu� un medio lo public�. Acerca de la salida de un ministro, claramente el Presidente no se refer�a al ministro Garc�a. De modo tal que seguimos todos en capilla", dijo el vocero. Sin embargo, diversas fuente de La Moneda confirmaron a La Tercera que el Presidente evalu� sacar a Garc�a a ra�z de este tema. Domingo 27 de noviembre de 2005 Pedro Garc�a Lagos evalu� sacar a ministro de Salud por negarse a firmar veto El pasado viernes 18, cuando venc�a el plazo para ingresar al Senado un veto al proyecto que prohib�a la clonaci�n humana y reglamentaba la investigaci�n cient�fica, Lagos fue informado en Corea que el titular de Salud se rehusaba a apoyar la iniciativa. La decisi�n ten�a claras implicancias val�ricas. Si no se presentaba la modificaci�n, estaba el riesgo de promulgarse un art�culo que al establecer la concepci�n como el inicio de la vida, abr�a la posibilidad de ser interpretado como cortapisa legal a la fertilizaci�n asistida. (Tercera Digital) SANTIAGO, noviembre 27.- Eran las 7 de la ma�ana del s�bado 19 de noviembre cuando el Presidente Ricardo Lagos recibi� en Corea una llamada desde Chile. Al otro lado del tel�fono, y siendo las siete de la tarde del viernes en Chile, estaba el ministro del Interior, Francisco Vidal. El motivo del llamado era informarle que el titular de Salud, Pedro Garc�a, se negaba a firmar un veto que el Ejecutivo hab�a decidido ingresar al Senado para modificar el art�culo 1� del proyecto de ley sobre "la investigaci�n cient�fica en el ser humano, su genoma y que proh�be la clonaci�n humana". La rebeli�n de Garc�a no era un tema menor. El primer punto de la iniciativa alude a uno de los asuntos que m�s pol�mica y discusi�n val�rica generaron entre los parlamentarios: cu�ndo se inicia la vida. "Esta ley tiene por finalidad proteger la vida de los seres humanos, desde el momento de la concepci�n, su integridad f�sica y ps�quica, as� como su diversidad e identidad gen�tica, en relaci�n con la investigaci�n cient�fica biom�dica y sus aplicaciones cl�nicas", establece el proyecto, que tras m�s de ocho a�os de tramitaci�n fue aprobado el 18 octubre por el Congreso, quedando en condiciones de ser promulgado. M�s all� de fijar legalmente el instante en que se originan los seres humanos, parlamentarios de distintas tendencias cuestionaron el art�culo por considerar que dejaba abierta la posibilidad de limitar procedimientos vigentes -aunque no regulados- como las t�cnicas de fertilizaci�n asistida y la crioconservaci�n de embriones. El argumento para ello es que al establecerse la protecci�n de la vida desde la concepci�n quedaban en virtual ilegalidad los m�todos para combatir la infertilidad que supongan la destrucci�n, manipulaci�n o da�o de �vulos ya fecundados. De ah� que Lagos decidiera enviar reservadamente un veto para agregar una rectificaci�n clave al proyecto: "Sus disposiciones no se aplicar�n respecto de los procedimientos y t�cnicas cuyo �nico prop�sito sea lograr la reproducci�n asistida de los seres humanos, ni respecto de los mecanismos de anticoncepci�n". Con esta intervenci�n, el Mandatario no s�lo sacaba de la inconstitucionalidad t�cnicas de fertilizaci�n utilizadas tanto en cl�nicas privadas como hospitales p�blicos (ver recuadro), sino que reafirmaba la legalidad de la llamada "p�ldora del d�a despu�s". De paso, flexibilizaba tambi�n un proyecto considerado como "conservador" por los parlamentarios m�s progresistas. De ah� tambi�n que Lagos se irritara por la actitud de Garc�a de no firmar la modificaci�n, que s�lo ten�a plazo hasta ese viernes para ingresar al Senado. Su molestia lleg� al punto que evalu� removerlo. Aunque sin decir nombres, el Presidente dej� entrever lo ocurrido a los periodistas que lo acompa�aban el domingo 20 en el vuelo de regreso a Santiago, a quienes revel�, como public� El Mercurio el lunes siguiente, que hab�a estado a punto de sacar a uno de sus secretarios de Estado. Los ministros se ir�n s�lo "si no hacen su trabajo", les dijo el Mandatario, provocando una ola de especulaciones respecto de qui�n era el aludido. S�lo unos pocos en La Moneda se enteraron de la magnitud del enfrentamiento entre Lagos y Garc�a. Si bien el ministro opt� por evitar una crisis y firm� el proyecto, debi� asumir la reprimenda presidencial. "Este es un r�gimen presidencial y no parlamentario", fue el mensaje que Lagos se encarg� de transmitirle a Garc�a.