Es justo y necesario

Es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar Señor Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno.

11/24/2005

�Ofende a Dios el divorcio?

Hace alg�n tiempo ojeaba una revista con art�culos de teolog�a en una librer�a, y me llam� la atenci�n uno donde el autor propon�a seriamente que la Iglesia dejara de considerar al matrimonio un sacramento y dejara su regulaci�n �nicamente en manos del Estado. Mi reacci�n fue de completa incredulidad, despu�s de todo, se supone que una persona que escribe un art�culo en una revista seria sabe de lo que est� hablando �Acaso se trata que dej�ramos los 7 sacramentos en 6? �Que quitemos eso de "los que Dios ha unido..." y lo dejemos en "lo que la ley ha unido"? Durante la controversia sobre los matrimonios homosexuales en Espa�a mucha gente se preguntaba por qu� la Iglesia se met�a en pol�tica y en la vida privada de las personas, y este comentarista en Argepundit dec�a ser cat�lico pero no creer que el divorcio ofend�a a Dios.

Lo relevante detr�s de estas 3 an�cdotas es una idea que actualmente se encuentra impregnada en nuestra cultura pero que pocos identifican y nadie se atreve a decir: para nuestra �poca el matrimonio no es gran cosa. Usando un poco de exageraci�n ret�rica, podr�amos decir que es un poco m�s que un aumento de sueldo.
�Te subieron el sueldo? �felicitaciones! junt�monos el s�bado en la tarde a tomarnos unos tragos; �Te vas a casar? �bien por t�! junt�monos el s�bado en la noche y te llevo un enga�ito.
En otras palabras, el matrimonio es un evento privado, se celebra con familiares y amigos y no pasa nada.

Sin embargo, hasta hace poco la sociedad entend�a (y la Iglesia todav�a entiende) que el matrimonio era un evento qe cambiaba tu posici�n en la sociedad, el Estado Civil era un factor que defin�a a los individuos, a�n m�s que su profesi�n u origen social. Los compromisos matrimoniales estaban rodeados de una serie de formalidades que duraban meses, la ley exig�a que se manifestara la intenci�n de casarse ante el Estado mucho tiempo antes y la celebraci�n misma del matrimonio duraba d�as. En este proceso participaba la familia de ambos c�nyuges, hab�a intercambio de regalos entre los suegros, todo reflejaba un evento social, algo que iba m�s all� de los novios.

�Qu� fue lo que cambi�? para entender el cambio hay que establecer por qu� las familias hac�an tanto aspaviento al casar a sus hijos, y la raz�n es que cada matrimonio implicaba la uni�n de los patrimonios de los novios (que en gran parte pertenec�an a la familia de la que ven�an) y adem�s implicaba que vendr�an hijos, los que a su vez reflejar�an en una persona la uni�n de las dos familias. Esta idea tambi�n se puede ver en la leyes que reglaban las relaciones familiares. Hasta hace poco el C�digo Civil contemplaba el parentesco leg�timo, que se produc�a por el matrimonio, y el parentesco ileg�timo que se produc�a cuando la uni�n no hab�a sido sancionada por la ley. Incluso hab�a parentesco de afinidad ileg�tima que se establec�a entre el hombre que ten�a relaciones sexuales con una mujer (sin estar casados, se entiende) y todos los pariente de esa mujer, y viceversa. Eso provocaba que un solo hombre pudiera tener muchas suegras ileg�timas. Esta regulaci�n, que hoy en d�a nos parece extra�a, se explica entendiendo que hasta hace poco el mantener relaciones sexuales resultaba normalmente en la concepci�n de un hijo, con lo que el acto sexual, que hoy en d�a es visto como algo esencialmente privado, tarde o temprano se convertir�a en algo p�blico. As� tenemos que lo que cambi� en nuestra cultura es que el acto sexual dej� de ser un acto fecundo. Cuando desapareci� la fertilidad del acto sexual pas� a ser un acto privado, llevando a ese �mbito no s�lo al acto en s�, sino tambi�n a su legitimaci�n social, que era el matrimonio.

A consecuencia de este cambio, la Iglesia se ha quedado insistiendo en el sexo como un acto naturalmente fecundo y por lo tanto en el matrimonio como un acto socialmente relevante. La cultura actual, en cambio, y muchos cat�licos con ella han asumido que el matrimonio es algo privado, que interesa s�lo a los novios. Desde este punto de vista, es l�gico que los c�nyuges se divorcien y los homosexuales se casen si quieren y no afectan a nadie. Lo que provoca entonces la incompresi�n hacia la Iglesia es esta idea diferente acerca de lo que es y para qu� sirve el matrimonio.

2 Comments:

Anonymous Marta Salazar said...

Excelente art�culo! Uno de los libros que m�s me ha servido (y que m�s me ha gustado) para "entender" el matrimonio es "Las bodas, sexo, fiesta y derecho", de Joan Carreras. Eso s� que mejor no leas la primera edici�n, porque, a partir de la segunda, el autori hizo modificaciones importantes al texto.

11/26/2005 05:47:00 a. m.  
Blogger Patoace said...

�Gracias Marta! Ahora que est�s convertida en una celebridad, pondr� un logo que diga "enlazado por Marta Salazar". :)
�Estar� en Chile el libro que mencionas? �de qu� editorial es?

11/27/2005 11:25:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home